Un chifa en el centro

Lima Cantón un restaurante que mezcla cocina la china traída y adaptada al paladar inca.

Después de unas vacaciones repletas de sabrosuras –que dejaron un montón de nuevos platos en el paladar, una elocuente barriga y un vacío el berraco en la tarjeta de crédito–, retomo el año con este pedazo de sabor céntrico que tenía pendiente.

Este es otro de esos puntos que, a mi parecer, triunfarán y pasarán por una sencilla razón: impera el gusto por encima de cualquier otra consideración. (Aprovecho, de paso, para decir adiós a todos esos atracaderos pretenciosos que van por todo, excepto por el sabor).

Se llama Lima Cantón y el local, con curioso sótano, queda en la joven y cada vez más vigorosa zona gastronómica que ha venido creciendo en las orillas del centro de Bogotá (calles 29 y 30 entre carreras 5 y 7). (Ver abajo dirección exacta).

La intención del lugar, bien lograda –más allá de que los puristas puedan decir lo contrario–, es replicar la cocina chifa, que es el término utilizado en Perú para referirse tanto a la cocina china traída y adaptada al paladar inca, como a los lugares donde la ofrecen. En otras palabras, estamos hablando del resultado de la mezcla de la cocina cantonesa (incluidas las técnicas de cocción) con los ingredientes peruanos.

La propuesta es ágil, cero presuntuosa, muy sabrosa y, lo mejor, con precios muy cómodos (nada pasa de los $ 25.000). Vamos pues con las recomendaciones.

CHIFA: Cocina peruana con alma cantonesa

De entrada, los wontóns (masa muy fina, frita y rellena) de langostino o de cerdo. Impecables ($ 10.500). También hay una sopa de wontón muy gustosa.
Ojo al ceviche chifero, que es el clásico ceviche de corvina marinado en leche de tigre, pero con un toque de soya, pasado por panco y llevado a la fritura ($ 17.000).
En los fuertes: la chaufa, cuya base es el arroz o los tallarines saltados, con carnes de cerdo, res, pollo o mariscos. (De pollo o cerdo: $ 14.500).

Pero me voy por el lomo saltado, uno de los platos más populares del Perú actual, que aquí les queda muy bien. Esta receta es una de las más claras fusiones de la comida criolla peruana con la cocina china. Un plato para, literalmente, chuparse los dedos ($ 19.900).

Felicitaciones al chef que, las veces que he ido, lo veo en la cocina abierta haciendo la tarea con dedicación. ¡Tremendo chifa, maestro! Vamos a ver qué dicen los puristas. Yo no lo soy.

Lima Canton. Calle 30 N°. 6-50
Bogotá. Tel: 288 2986.

MAURICIO SILVA G.

Fuente: www.eltiempo.com

Link noticia: VER AQUÍ

Deja tu comentario